enrique01
enrique02

AUTOBIOGRAFÍA DE ENRIQUE LÁZARO

Tuve la suerte de nacer en una familia y en una época  en la que el arte era algo muy importante, la pintura y la música siempre me han acompañado hasta hoy.  Por casa pasaban artistas pintores y se oía música de  Ella Fitzgerald, Duke Ellington, Louis Armstrong , etc .  A  mis hermanos  y  a   mí, mis padres nos pusieron  profesor  particular de piano. Yo aguanté poco, siempre fui un poco rebelde con las normas y la disciplina. Un día en la radio escuché una música diferente que me impactó, eran tiempos de un profundo cambio artístico y generacional; recuerdo a Canned  Heat, a  Eric Clapton  y los Beatles y mi vida quedó marcada  para  siempre. Empecé  a  aprender a tocar la guitarra de forma autodidacta así como el piano y a los 16 años me subí a un escenario y di mi primer concierto con una guitarra y mi voz como únicos  acompañantes. Ya  en esa época empezaba a componer y pasaba la mayor parte del tiempo investigando acordes y  melodías  que siempre me han fascinado, mucho  más  que el virtuosismo. Devoraba  discos,  no me interesaban  las fiestas ni discotecas, invertía  el tiempo y el poco dinero que tenía en comprar música.

Enrique Lázaro

Empecé a relacionarme con músicos  y  a ensayar y dar nuestros primeros conciertos como grupo. Estábamos influidos por el blues y el jazz, los Beatles, Dylan, Hendrix  y la música de los mágicos años 60-70. El grupo se llamaba ‘’Backstreet  Boogie Men ‘’ y tuvimos mucho éxito local entre el público universitario. Tocábamos música nuestra, yo  componía  casi  todo,  mucho blues y psicodelia. La gente venía como loca para evadirse y fumar hierba y otras sustancias. A  mí eso no me hacía mucha gracia. La banda estaba formada por tres españoles, dos ingleses y dos cubanos que estudiaban medicina conmigo. Fueron momentos muy intensos de crecimiento y creatividad y hasta ganamos  el primer premio del festival de jazz de Teruel con un armonicista americano que conocimos  vagando por las calles de la ciudad enloquecido por su experiencia traumática de Vietnam. Este grupo estaba muy abierto a colaboraciones y experimentos y al escenario subían  músicos que estaban también empezando pero con una calidad ya manifiesta, uno de ellos Javier Navarrete ,un chaval de 16 años entonces, autor de la música de la película ‘El laberinto del fauno’, también percusionistas cubanos y portorriqueños ,flautistas,  americanos de la base americana, etc . Colaborábamos tocando en directo en obras de teatro de vanguardia, acompañando a cantautores como Joaquin Carbonell, en las radios locales y allí donde se nos invitaba.  Eran épocas de continua búsqueda y cambios. Hendrix ,  Janis Joplin y muchos otros por exceso de drogas habían muerto, los Beatles se habían separado, seguían saliendo nuevos músicos, nuevos estilos, una creatividad apabullante y a los que hacíamos música se nos contagiaba ese espíritu de investigar. Yo sentía autentica pasión que no me ha dejado hasta ahora.

UN MOMENTO CRUCIAL

En 1973 se nos invitó a ir  a vivir a Barcelona y acompañar a María del Mar Bonet en discos y giras. Yo estaba en segundo de medicina y en una etapa de inseguridad y de búsqueda interior importante. Reuní a la banda para decirles que no contaran conmigo. Al final solo Neil Geoffrey, excepcional músico, guitarrista y compositor, y  Javier Mas, ahora con Leonard Cohen, se trasladaron  a Barcelona y empezaron una nueva vida.

Todo lo que yo estaba haciendo, mis éxitos musicales, personales, familiares  etc  no podían calmar el volcán interior en que me consumía. Tuve la suerte de conocer a Prem Rawat Maharaji, mi mayor influencia, que trajo  paz  a mi vida, hasta  hoy. Esto es otra historia sobre la que en algún otro momento escribiré .Aprendí a escuchar a  mi corazón y desde ahí he escrito toda mi música hasta ahora. Toqué  y aprendí  con músicos maravillosos como  Iñaki Egaña,  músico integrante de ‘Imán Califato Independiente y ‘Barrabas’, José Maria Paris, del grupo Máquina, y más adelante con Ricard Miralles, mi gran amigo, músico  único, artífice de la mayoría de la música como pianista y arreglista de Joan Manuel Serrat. Hemos grabado mucho  en mi estudio de casa y disfrutado de la compañía de la música.

Enrique Lázaro
Ya en los años 80, la decepción musical fue muy grande, el mercantilismo, la falta de ideas, las nuevas músicas en los que era más importante la estética visual, imagen, la ausencia de contenido e inspiración hizo que me refugiara en la composición prestando atención a los clásicos de siempre y aprendiendo nuevas tecnologías como el ordenador, herramienta fantástica  y muy  útil.


Fuera del ambiente comercial estaban  auténticos y extraordinarios creadores como  Gino Vanelli ,Michael  Franks,  Al Jarreau, Steely Dan, Stevie Winwood,los jazzistas de siempre, Miles Davis, Coltrane , Michael Brecker, Marcus Miller,los maestros del blues, etc, referencias indispensables para seguir creciendo musicalmente. En estos últimos años he tocado muy poco dedicado a componer y grabar y a hacer algún anuncio de encargo para la televisión rusa. También he colaborado para recaudar fondos para ayuda humanitaria en desastres naturales a través de The Prem Rawat Foundation con Luis Nieto, músico compositor, bajista con discos con Michael Brecker, Dave Weckl, Mike Stern,Mark Rouso, etc,con Durdja Kovalj, pianista especializada en Beetoven y repertorio clásico, con Ramón Alonso batería y J.Luis Guerra guitarrista completísimo de jazz y clásico. Hasta que llegó el momento en que sentí que ya era hora de poner en marcha el proyecto ‘A HEAVEN’S KISS’.

A HEAVEN’S KISS BAND

La idea principal fue reunir un puñado de canciones de diferentes épocas y poderlas grabar con total libertad creativa. Llamé  a  J.M.Cortina, productor, compositor, pianista, arreglista de Ketama , Niña Pastori, Vicente Amigo, José  Mercé, etc ,le conté mi proyecto y empezamos a seleccionar las canciones y a elegir los músicos. Llamamos a Anye Bao y J.A.Ramos ‘Maca’  batería y bajista para la sección rítmica; han estado tocando con infinidad de artistas, Niña Pastori, Ketama, Nacha Pop, Estopa, entre otros. Para las guitarras, Josep Salvador,músico de sesión y directo de Alejandro Sanz, Manolo García, Niña Pastori, Ketama,etc. Para cuatro canciones con aires de blues contamos con uno de los grandes de este género, Francisco   Simón, guitarrista acompañante de Tom Jones, Jerry Lee Lewis, Colin James, Kenny Neal, Lou Marini de los Blues Brothers y múltiples artistas españoles. Con Jeff Espinoza forman Red House una de las mejores bandas de blues del mundo. Jeff, gran amigo, compositor, letrista incomparable, con una técnica vocal maravillosa, participó como solista en una canción y en coros y poemas. Invitamos a Manuel Machado, trompeta y fliscornio,  famoso por tocar en Irakere la banda de latin jazz más famosa de Cuba y en España con todos los grandes de la música popular y grupos de jazz. Al saxo tenor estuvo Iñaki Araquistain, instrumentista de jazz, versátil y colorista, líder de su propia banda y dos discos en el mercado. Compagina su labor docente con grabaciones y acompañante de otros artistas. Para las percusiones llamamos a José Manuel Ruiz ‘El Bandolero’, percusionista en el mundo del flamenco. Parte importante en el disco fue el técnico de sonido, Antonio Maldonado, con grandes producciones escénicas con Joaquin Cortés y Sara Baras entre otros. Y ya terminado el disco añadí las dos últimas canciones a piano y voz solo con mi gran amigo Ricard Miralles conocido internacionalmente por su labor de director musical de la mayor parte de la obra de Serrat como arreglista y pianista en  grabaciones y directo. Es uno de los  grandes músicos españoles de música popular y de jazz.
La idea original que tuve fue que las letras y la música fueran una expresión de gratitud no de quejas ni amargura. En vez del lamento del corazón, la alegría y conciencia del regalo de la vida. En cuanto a la música, pinceladas de jazz, blues, baladas, pop ,rock, un poco de lo que he estado oyendo toda mi vida. Después de 7 meses de preproducción y estudio dimos por terminado este proyecto. Espero que os guste.